Cataratas del Rin y Lindau

En esta jornada teníamos planeadas unas tres horas de viaje, pero con el añadido que para ir a las Cataratas del Rin hay que entrar en Suiza y si te quieres ahorrar la viñeta, debes ir por carreteras secundarias o nacionales. Un poco de quebradero de cabeza, pero no es difícil si haces caso del GPS y lo pones en modo para evitar autopistas.

¿Qué es la viñeta? En Suiza no existen peajes en las autopistas, se paga una Viñeta que está alrededor de 40€ por año, te ponen una pegatina en el cristal y ya puedes circular por las autopistas Suizas. Para estar unas horas en Suiza, no merece la pena pagarla, pero si vas de turismo, seguro que si.

Para visitar las Rheinfall se puede acceder desde ambos lados, nosotros accedimos por el pueblo Neuhausen am Rheinfall, desde esta zona, la entrada es gratuita, al otro lado la entrada a los miradores es a través del castillo Castillo Laufen por dónde según he leido en otros blogs, tienen horario de visitas y parecen que cobran por entrar, pero puedes bajar hasta casi tocar las cataratas.

Cuando llegas al pueblo te van guiando con señalizaciones hacia un gran aparcamiento que está a unos 10 minutos andando hacia las cataratas, también puedes coger un tren que te deja cerca de la entrada por un precio no muy elevado, nosotros decidimos ir andando y a la vuelta igual.

Una vez llegas a las cataratas, el sonido te envuelve y te resulta impresionante ver ya no sólo el salto de agua, sino, la cantidad de agua que lleva y nos sentamos en un banco a comer mientras disfrutábamos de las vistas.

IMG_5067

 

Este salto de agua es el más grande de Europa y desde luego, ya que estás allí merece la pena hacer un pequeño paseo en barco, acercarte a las cataratas y dejar que te caiga un poco de agua, también está la opción de subir al islote que se encuentra justo en medio.

DSCF0057

Si entras por este lado, bajando las escaleras y dirigiéndote al frente, te encuentras con la oficina de información, pero si lo que quieres es montar en un barco, dar un pequeño paseo o incluso subir al islote central, cruzas el puente y bajando las escaleras encuentras las taquillas donde puedes comprar el o los viajes que más te gusten. El cartel con los precios y los diferentes viajes está muy claro y es muy intuitivo. Nosotros elegimos una vuelta acercándonos un par de veces a las cataratas, incluso llegamos a mojarnos un poquito.IMG_5072El precio fue de 6€ adultos y 3€ niños.

Tras descansar un poquito, un helado y una visita rápida a las tiendas de regalos, volvimos andando a nuestros autos para volver al camino, bordeando el lago Constanza llegamos a Lindau. Aunque nos apetecía dar un paseo, el cuerpo quería descansar y no hacer nada, por lo que nos quedamos en el aparcamiento solamente hablando y organizando el día siguiente en que iríamos al Castillo del Rey Loco…, si nos levantábamos temprano iríamos a desayunar a Lindau, pero parece como si nos hubiésemos hecho a la idea y salimos directos hacia el Castillo.

IMG_5071

 

Anuncios

Madrid en Navidad

IMG_5863Un regalo inesperado de entradas para el Circo del Sol nos dejó un par de días de escapada para ver las luces de Navidad en Madrid.

Echando la vista atrás, recuerdas los paseos invernales por las calles abarrotadas de gente, con luces e infinidad de escaparates evocando la Navidad de otras visitas anteriores, esta vez, la primera con nuestra peque.

Visita obligada a la plaza Mayor, Sol, Cortylandia, la casa museo del Ratoncito Pérez, paseo por la calle Arenal y un chocolate con porras en Casa Ginés con una buena amiga.

¡ Y vuelves a casa con la Navidad casi a punto de estallar otro año más en tu vida !

Por supuesto no me olvido de la estupenda cena con parte de la familia. Una visita rápida pero llena de emociones.

Nos alojamos en un área de auto-caravanas situada en Torrejón de Ardoz. Es una fábrica de tejas dónde tienen una zona habilitada para ellas, zona de servicios, llenado y vaciado y vigilante las 24 horas. El tren de cercanías está a 10 min andando y en unos 30 min estás en Sol. Está bien para un par de días y visitar Madrid.

Repostar en Francia o Alemania.

En general, repostar en las autopistas siempre es más caro, pero si lo haces en Francia, el precio te puede aumentar hasta en 0,40 € más entre repostar en la autopista o hacerlo en un pueblo cercano.

A veces, incluso en una misma rotonda te encuentras con dos o tres gasolineras, muy cerca una de la otra, pero con diferentes precios, no cuesta trabajo dar una pequeña vuelta y comprobarlos. Quizás unos pocos céntimos en un momento dado no importen, pero en un viaje de estas características en donde la mitad del presupuesto es en gasoil, es un factor a tener en cuenta. Llenar nuestra furgo en España nos cuesta 80€.

¡Ojo con lo siguiente!

Paramos en un pueblecito francés a visitar a un familiar de nuestros compañeros de viaje y aprovechamos para repostar, era una gasolinera sin personal en la que se paga con tarjeta, para mi era la primera vez y se notó, jajaja. Después de pasar la tarjeta y mientras esperábamos a nuestros amigos, le llegaron a mi marido dos mensajes al móvil del banco, uno con el importe del gasoil y otro de 120€, en fin, era festivo en España y nos quedaban 12 días de vacaciones, nos acercamos para asegurarnos que era para confirmar un pago seguro, existe un botón al que debes pulsar para incidencias, pero claro, te contestan en francés…, cuando volvieron los amigos venían con un vecino de su familiar, el cual nos ayudó con la chica que había al otro lado del teléfono, pero claro , este señor tampoco hablaba Español, pero nos medio entendimos y al menos nos quedamos más tranquilos, de todas formas, a la mañana siguiente llamamos al banco para asegurarnos. Ya lo sabemos para otra vez, aunque creo que volveremos a llamar al banco, jejeje.

Además de esta anécdota, siempre nos acordaremos de este pequeño pueblo, ya que una vez terminada toda la operación en la gasolinera, despedirnos de todos y volver a nuestros vehículos, nos dimos cuenta que nos faltaba un móvil…, buscamos y rebuscamos, volvimos andando a la gasolinera y probamos a llamar, nos contestaron en francés, otra vez, claro. No conseguíamos entenderlo muy bien, pero parecía que iba a traerlo de vuelta, pero que tardaría algo más de media hora.

No estábamos seguros de que nos lo iban a devolver y ya lo dábamos por perdido cuando apareció una prima de estos amigos y llamó ella, 20 minutos más y por fin pudimos retomar nuestro viaje con el móvil un poco chafado, pero funcionando.  No llegamos a visitar el pueblo, pero no lo olvidaremos. Lunel.

IMG_4983

Pueblos Blancos y Sierra de Grazalema.

Setenil de las Bodegas, Ronda, El Bosque y Zahara de la Sierra.

Con tres días por delante planeamos una escapada para conocer la sierra de Grazalema. Por supuesto, lo primero fue buscar por Internet en los blogs de compañeros para organizar un poco nuestra ruta y aprovechar los pocos días que teníamos.

Esta vez, el blog que nos inspiró fue “conpeques“, aunque luego modificamos la ruta, una vez allí volvimos a coger alguna de las ideas que nos aportaron.

IMG_5458.JPG

Salimos a las siete de la tarde, dos horas más tarde de lo planeado, lo cual se está convirtiendo en una costumbre…, jeje, un punto positivo de viajar en furgo. Llegamos bastante tarde y fuimos directamente al aparcamiento recomendado en varios blogs y en park4night en Setenil de las bodegas, una cena rápida y a descansar. Al levantarnos nos acordamos, bueno, más bien nos dimos cuenta que no era fiesta nacional por lo que allí era día lectivo y varios coches nos bloqueaban la salida, lo tendremos en cuenta para próximas salidas pues estábamos a la puerta de un colegio.

Es un aparcamiento en cuesta, pero si llegas al final está en llano, claro que en esa zona nos increparon un poco las personas que fueron a recoger a sus niños y hasta que no terminó el horario escolar, no pudimos salir, estábamos bloqueados. Imaginamos que cuando no son días lectivos…, esto no pasa.

Estar bloqueados no nos importó mucho, estábamos cerca del centro y queríamos visitarlo. Enseguida llegamos a la calle más característica de Setenil, junto al río y como sorpresa nos encontramos con el mercado semanal, así que no pudimos echarnos la típica foto pero por el contrario vimos un pueblo lleno de vida. Paseamos por la calle, pero el mercado no nos dejaba apreciar esta zona, así que decidimos visitar las calles del pueblo, después subimos hasta el mirador Compañía Mar Océano” y desde allí volvimos a nuestra furgo a comer y esperar que pudiésemos salir.

Zona de pernocta: lat 36.8625, long -5.17148.

Nota: tengo que comentar que es el pueblo con más barrenderos y papeles por el suelo que hemos visitado. Unos turistas franceses que iban realizando casi nuestro mismo recorrido llegaron a sacar una bolsa e iban recogiendo bolsas, botellas y paquetes de tabaco del suelo para tirarlos luego a un contenedor.

Después de comer nos fuimos a Ronda y tras dejar la furgo en una zona de aparcamiento donde había tres auto-caravanas, (a nuestra vuelta había unas quince) , nos fuimos a pasear y ver la zona antigua.

Desde dónde aparcamos hasta el puente nuevo hay unos diez minutos. Puedes llegar por los jardines y mirar por el gran balcón las vistas que te regala el paseo, y una vez en el Tajo…, dejar que te tiemblen un poco las piernas.

Al cruzar el puente, nos encontramos con la zona antigua, por la que seguimos paseando hasta llegar a la muralla árabe.

Nos pareció tan bonito que decidimos volver por la noche y disfrutar de Ronda iluminada. A la mañana siguiente ya saldríamos hacia nuestro siguiente destino. Desde luego las vistas del Tajo de Ronda, por donde discurre el río Guadalevín, desde el puente nuevo merecen una visita iluminados. Otro punto positivo de viajar en furgo, en cualquier momento puedes cambiar tu rumbo.

P1030795.JPG

P1030820

Zona de pernocta: lat. 36.7507  long . -5.17105. Muy buenas vistas, parque infantil y muy tranquilo. Zona sin pendiente y rodeado de edificios. A 10 min. del puente nuevo.

Una buena escapada romántica es muy fácil en Ronda.

P1030812

Zona de aparcamiento para pasar la noche.

Pasamos una noche muy tranquila, y a la mañana siguiente atravesamos la Sierra de Grazalema destino “El Bosque” desde donde habíamos leído que sale una ruta muy accesible para hacerla con niños, con poca elevación y que discurre junto al río.

Llegamos hasta el área para auto-caravanas y preguntamos en el punto de información, donde nos dijeron que la mejor opción era dejar la furgo allí y seguir por el camino empedrado hasta el comienzo de la ruta, unos 8/10 minutos. Este camino empedrado no tiene ninguna sombra y para ir puede ser agradable, pero a la vuelta…, se nos hizo muy muy largo.

Nos preparamos unos bocadillos, snacks y agua y nos dirijimos al comienzo del camino empedrado. Cuando llegamos al inicio de la ruta, vimos allí varios coches y un restaurante, quizás podíamos habernos ahorrado este tramo, no estoy segura que pueda entrar una auto-caravana, pero coches y furgos si.

Comenzamos la ruta muy animados y pronto empezamos a cruzarnos con más y más gente, está muy concurrida y vas siempre acompañado, hay muchas zonas para descansar, sentarte e incluso darte un baño en el río, pero a la hora de la comida, es difícil no compartirlo con alguien, es parte de su encanto. Cuando llegas a Benamahoma has recorrido poco más de 5 Km,  te encuentras con un pequeño quiosco y un restaurante, también varios servicios de taxis que te llevan de nuevo a “El Bosque”. Compramos agua, tomamos un helado y comenzamos la vuelta sin haber comido aún, así que en cuanto encontramos un hueco para sentarnos nos paramos, comimos, descansamos y nos remojamos los pies en un pequeño remanso y sin darnos cuenta, estábamos de vuelta en la furgo.

El área de auto-caravanas no está mal, pero como era pronto y no nos apetecía visitar el pueblo nos fuimos a nuestro siguiente destino, Zahara de la sierra.

Es otro de los pueblos pertenecientes a la denominada “Ruta de los pueblos blancos”, se encuentra en la orilla del embalse zahara-el castor y nos gustó muchísimo. Al atardecer estábamos tomando una cervecita en nuestra zona de pernocta. Lat36.8403  long -5.39276.

IMG_5478IMG_5479

Por la mañana, después de desayunar y saludar a los distintos perros que sacaron a pasear por este aparcamiento comenzamos a subir andando hasta el castillo, haciendo varias paradas a tomar aliento y volver la vista para disfrutar del paisaje. Por supuesto, merece la pena subir hasta lo alto de la torre, y al bajar, para a descansar en alguno de los bares que encuentras en la plaza del pueblo y visitar las iglesias que allí te encuentras.

Se puede llegar a los pies del castillo en coche, pero no hay mucho sitio para aparcar, es recomendable subir andando y paseando por este coqueto pueblo.

Disfrutamos mucho de esta escapada y por supuesto la recomiendo. Salidas así se quedan siempre en la memoria y hacen que estemos deseando volver a salir.

 

Schiltach.

Por algún sitio leí que era uno de los pueblos más bonitos de La Selva Negra, y realmente es muy bonito y junto con la zona de aparcamientos pegada al río, nos mereció la pena su visita. Llegamos aquí desde Triberg y cuando salimos de allí, llovía muchísimo y pasaban las seis de la tarde, hora límite en Alemania para realizar actividades que dependan de personas, pero al llegar, se despejó un poco, y pudimos dar un pequeño paseo disfrutando de las luces y las vistas tan románticas que nos dejaba la tarde-noche.

Nota: El GPS seguía en modo verde, de esta forma te pasea por carreteras menos transitadas, y pasamos por varios pueblos que si no hubiese estado lloviendo, bien merecían una pequeña visita o café en una terraza. Perderse por el interior de La Selva Negra visitando sus pueblecitos es un viaje pendiente.

Desde la plaza del ayuntamiento subimos por una estrecha y empinada calle hasta un mirador desde el que hicimos las fotos. No tardamos mucho en regresar a nuestra furgo a cenar y descansar un poco para nuestra siguiente jornada.

Zona de pernocta: es una zona preciosa, hay sólo 4 tomas de luz, servicio de agua, pero sin zona de vaciado. Todo gratis, la voluntad para el centro de cruz roja. (48,2911 8,34257) Pasamos una noche muy tranquila.

AIMG_5052.JPG

Por la mañana nos dimos un pequeño paseo junto al río, donde estaban preparando una fiesta, realmente, si no fuese porque acabábamos de desayunar, nos hubiésemos sentado a tomar unas salchichas y unas cervezas en las grandes mesas de madera y las sombrillas amarillas que estaban montando.

El pueblo queda precioso con la majestuosidad de los árboles de la Selva Negra al fondo.

P1030717P1030713IMG_5062

Un sitio romántico y bonito para pasar un día muy agradable.

De nuevo en los vehículos, volvimos a la carretera para pasar el día en ¡ Las cataratas del Rhin!

Nos vemos en la próxima entrada.