Castillo de Neuschwanstein (El Rey Loco)

Situado en un enclave inmejorable, la visita a este castillo se hace casi imprescindible. Neuschwanstein se encuentra a unos 4 km de Füssen, en la localidad de Schwangau, muy cerca está el castillo de Hohenschwangau que es donde pasó su infancia Luis II. Se pueden comprar las entradas combinadas y visitar ambos.

El castillo lo mandó construir Luis II en 1869 pero no consiguió llegar a verlo terminado por el retraso en las obras y los grandes costes encarecieron el proyecto.

DSCF0072

En verano y si hace buen tiempo, tendrás que estar temprano en la cola de las taquillas para poder hacer la visita con guía en Español, si no, hay varias opciones en Inglés. Nosotros llegamos un poco tarde y justo colocarme en la cola de las entradas, cerraron las puertas, no hay muchas visitas en Español, por lo que cuando llegué al mostrador sólo quedaban en Inglés y Alemán, con las entradas te dan un número para entrar en grupo y el guía. Si tienes claro el día de la visita, puedes comprar las entradas por internet, no sé si hay opción de idiomas:

www.neuschwanstein.de/spanisch/visitante/horarios.htm

Se pueden comprar anticipadas antes de 48 horas, después ya no se puede. En esta página viene toda la información.

 

 

DSCF0110

En la zona hay muchos aparcamientos, todos de pago y ocurre lo mismo, es una zona con mucha afluencia de turistas y hay que madrugar un poco para no agobiarse demasiado y conseguir tu objetivo.

Con las entradas en la mano, nos sentamos a comernos una salchicha alemana y una buena cerveza y ya más descansados y tranquilos nos fuimos a coger el autobús que te deja cerca de la entrada al castillo. Antes de subir al castillo, fuimos al puente de María desde dónde las vistas del castillo son las mejores para hacer fotos. Aquí estuvimos al menos una hora haciendo cola para poder asomarnos, merece la pena y es el mejor sitio para tomar fotos. Lo único que no me terminó de gustar es la cantidad de gente que dejan entrar a la vez en el puente, no conseguí llegar ni a la mitad, jajaja.

DSCF0081

La visita al interior, al menos la nuestra, fue muy rápida, vas de una sala a otra corriendo con una pequeña información sobre lo que estamos viendo, no diré que no merece la pena, ya que una vez has llegado aquí, bien vale una visita. Lo que más me gustó y quedó grabado en mi memoria es el enclave paisajístico dónde se encuentra situado.

Se pueden visitar también el Palacio de Linderhof y el Palacio de Herrenchiemsee completan el trio de los castillos del Rey Loco, a ellos se une el castillo de Hohenschwangau, dónde pasaba los veranos con su familia, este último está muy cerca y se puede ver desde el castillo de Neuschwanstein (foto sobre estas líneas). Estos no los visitamos y no os puedo contar mucho.

 

Después de un día de visita nos dirigimos a Ulm, por fin visitaríamos LEGOLAND, pero esto en el próximo capítulo…

 

 

 

Anuncios

Fin de año en Lisboa. 

Retomando un poco el blog y precisamente con el verano asomando, os voy a contar nuestra salida de Navidad a Lisboa, jeje. He de decir que me sorprendió más de lo que esperaba y no me importaría volver.

A finales de 2017, después de pasar Noche Buena con la familia, salimos sin mucha prisa pero con ilusión destino Lisboa con la idea de pasar allí la noche vieja. Sabíamos que tendríamos que hacer noche de camino y las casualidades nos llevaron a parar en Mérida. Aparcamos cerca del estadio, esta zona y alrededores es muy tranquila, está muy cerca del teatro y anfiteatro y paseando se puede visitar el centro histórico.

Dimos un pequeño paseo nocturno antes de recogernos para cenar y descansar. Es una ciudad en la que el casco antiguo está repleto de bares y taperías que hacen que las calles estén bastante animadas incluso en las noches más frías.

Tanto nos gustó por la noche que no podíamos irnos sin visitar el teatro y anfiteatro romano, así que por la mañana después de un buen desayuno y con amenaza de lluvia fuimos a dar un pequeño y rápido paseo. La entrada individual cuesta 12€, pero si compras una combinada con la que puedes acceder a cuatro visitas/monumentos, son 15€ y no caducan. Para poder visitarlo todo y disfrutar de su gastronomía hace falta algo más de un fin de semana…

A nuestra peque le encantó y le surgieron infinidad de dudas y mucha curiosidad por el tema de los gladiadores, allí le compramos un libro que le serviría para entretenerse durante todo el viaje.

De vuelta a nuestro camino con el GPs destino Lisboa.

P1040023

Cuando por fin llegamos, lo primero que hicimos es darnos un paseo por la Torre de Belém, Monumento a los descubrimientos y el Monasterio de los Jerónimos, este último era el único que estaba iluminado, también nos acercamos a la plaza del comercio para ver un poco las posibilidades de aparcamiento y pernocta para Noche Vieja.

 

Junto al río, hay muchos aparcamientos pero hay que asegurarse, en las zonas gratuitas se encuentran señales de prohibido auto-caravanas, también es zona de bares y discotecas y cortarían el tráfico en Noche vieja, no hay que olvidar que es una gran ciudad, así que buscaríamos otra opción.

P1040016

Tras el paseo y sabiendo que teníamos que volver para fin de año, nos dirigimos a Cascais, en verano no sé cómo será pero en esta época es una zona bastante tranquila, aparcamos cerca de la Boca do inferno, junto a la carretera, un poco transitada por la mañana, pero el desayuno mereció la pena por las vistas.

IMG_6011

Cuando salimos dirección Cabo da Roca, el tiempo cambió y pasamos como 10 minutos totalmente metidos en la niebla  pensando en que sería una lástima no poder disfrutar del paisaje que esperábamos encontrar, pero una vez allí…, es el punto más occidental de Europa y a pesar del tiempo, el aparcamiento estaba repleto de turistas.

IMG_7058

Para comer llegamos a Sintra, y lo que pasa cuando no se ha mirado un poco dónde vas y qué se puede ver allí, íbamos un poco perdidos hasta que encontramos el punto de información. Por supuesto, en una tarde no te da tiempo a ver todo lo que te puede ofrecer este lugar. Con lo que me gusta planificar…, y no haber visitado todo lo que realmente hubiese querido.

Bueno, si vais a Sintra, debéis saber que está repleto de villas y palacios, el más llamativo por su diseño es “El palacio da Pena”, en nuestra visita había mucha niebla y las fotos no reflejan lo fantasiosa que resulta y no conseguimos ver las vistas tan maravillosas de las que hablan. Otra visita creo que obligada y digo creo, porque nosotros nos la saltamos es “El palacio da Regaleira”. Otras visitas son el “Castelo dos Mouros” y el “Palacio Nacional”, este último si lo visitamos, aunque es interesante, creo que lo dejaría para último lugar por si no te da tiempo a verlos todos.

Comprando en cualquiera de las entradas un pase combinado se ahorra bastante dinero y para moverte de un palacio a otro puedes ir en coche, encontrarás varios aparcamientos, pero lo más cómodo para autocaravanas y furgonetas es coger el autobús 434 que tiene una ruta circular y por 5€ te puedes subir y bajar todas las veces que quieras y te va dejando en los palacios. En el centro de información nos dijeron que podíamos pedirle parar cerca de dónde habíamos dejado la furgo y así lo hizo, pasamos la noche allí, en la plaza “Dom Fernando II”, hay aseos públicos abiertos durante el día y muchos bares y restaurantes cercanos, durante el fin de semana puede ser ruidoso para pasar la noche. Allí conocimos a una pareja de Galicia que nos dijeron que también irían a pasar la noche vieja a Lisboa y que habían pensado dormir en el aparcamiento de la universidad, está muy cerca del aeropuerto y del hospital universitario, pero fue nuestra opción definitiva y a la mañana siguiente salimos directos hacia allí.

IMG_6068Al estar en vacaciones, el aparcamiento estaba vacío, elegimos un sitio y nos fuimos al centro en el metro. Era día treinta y la plaza del comercio  y alrededores estaban repletos de gente, estuvimos todo el día paseando hasta la tarde noche, mientras esperábamos a unos amigos vimos pasar la San Silvestre de Lisboa y el gran árbol de navidad que ponen en la plaza.

Una vez llegaron, fuimos al Mercado da Ribeira paseando junto al Tajo, cenamos cerca de la Plaza Luís de Camoes en Casa do Alentejo y seguimos de paseo antes de volver en metro a nuestras furgos para descansar.

IMG_6074

Por fin 31 de Diciembre, amanece soleado, pero una vez que estábamos listos empieza a llover, no pasa nada, nos acomodamos en una de las furgos, abrimos la primera botella de vino y almorzamos. Ya por la tarde y bien comidos, nos dirigimos al metro para sumergirnos de nuevo en el ambiente festivo de Lisboa, fuimos por restauradores y subimos por la calle del ascensor da Gloria, es una calle muy empinada y por 4€ te sube un tranvía (subimos andando), una vez arriba vimos el mirador de el Jardín de San Pedro de Alcántara y de allí andando al barrio alto donde tomamos unas cervezas y cenamos el típico plato de Bacalao con nata y queso acompañado de un vino verde. Perfecto para acabar el año.

Por fin a la plaza del comercio a esperar la llegada del nuevo año.

¿Qué visitar en Lisboa?

Creo que podría ir a Lisboa en unas cincuenta ocasiones y siempre descubriría algo nuevo, aquí sólo dejo algunas cosillas, las más turísticas.

Plaza del comercio, es la plaza más importante de la ciudad y está abierta al Tajo, aquí se pueden ver Cais das Colunas, es el mejor sitio para sentarte y admirar el río, la plaza y la ciudad. En la plaza está el arco de la Rua Augusta y allí se cogen los diferentes tranvías turísticos que te llevan de visita.

Mercado da Ribeira, es un centro comercial como el mercado de San Miguel en Madrid, una buena opción para comer en Lisboa. Está justo enfrente de la estación de tren.

Santa Maria Maior de Lisboa, la Catedral de Lisboa.

Castelo de S.Jorge, está en la colina más alta de Lisboa y tiene unos grandes jardines por los que se puede pasear.

Plaza Luís de Camoes, esta plaza está repleta de gente  y por los aledaños hay muchas zonas de bares y taperías.

Elevador de Santa Justa, es un ascensor que comunica dos barrios, uno en la parte baja, barrio Baixa Pombalina y el Barrio medio del Chiado, zona repleta de bares y tiendas y con un gran centro comercial.

Plaza Rossio, en esta plaza podéis encontraros con una tienda llena de turistas que se llama El fantástico mundo de la sardina Portuguesa, creo que es divertido y merece una visita por lo ingenioso del lugar.

Barrio alto, un barrio bohemio perfecto para tomar unas cervezas, cener o salir de copas.

Zona de Belém, aquí se encuantra la Torre de Belém, el Monasterio de los Jerónimos y el Monumento a los descubridores.

Por supuesto me gustó mucho la ciudad y recomiendo encarecidamente visitarla y aprovechar las fiestas de navidad para conocerla con sus calles y plazas iluminadas, puedes sólo pasear por sus calles repletas de gente disfrutando del ambiente o disfrutar de un día de compras navideñas.


 

 

 

 

Cataratas del Rin y Lindau

En esta jornada teníamos planeadas unas tres horas de viaje, pero con el añadido que para ir a las Cataratas del Rin hay que entrar en Suiza y si te quieres ahorrar la viñeta, debes ir por carreteras secundarias o nacionales. Un poco de quebradero de cabeza, pero no es difícil si haces caso del GPS y lo pones en modo para evitar autopistas.

¿Qué es la viñeta? En Suiza no existen peajes en las autopistas, se paga una Viñeta que está alrededor de 40€ por año, te ponen una pegatina en el cristal y ya puedes circular por las autopistas Suizas. Para estar unas horas en Suiza, no merece la pena pagarla, pero si vas de turismo, seguro que si.

Para visitar las Rheinfall se puede acceder desde ambos lados, nosotros accedimos por el pueblo Neuhausen am Rheinfall, desde esta zona, la entrada es gratuita, al otro lado la entrada a los miradores es a través del castillo Castillo Laufen por dónde según he leido en otros blogs, tienen horario de visitas y parecen que cobran por entrar, pero puedes bajar hasta casi tocar las cataratas.

Cuando llegas al pueblo te van guiando con señalizaciones hacia un gran aparcamiento que está a unos 10 minutos andando hacia las cataratas, también puedes coger un tren que te deja cerca de la entrada por un precio no muy elevado, nosotros decidimos ir andando y a la vuelta igual.

Una vez llegas a las cataratas, el sonido te envuelve y te resulta impresionante ver ya no sólo el salto de agua, sino, la cantidad de agua que lleva y nos sentamos en un banco a comer mientras disfrutábamos de las vistas.

IMG_5067

 

Este salto de agua es el más grande de Europa y desde luego, ya que estás allí merece la pena hacer un pequeño paseo en barco, acercarte a las cataratas y dejar que te caiga un poco de agua, también está la opción de subir al islote que se encuentra justo en medio.

DSCF0057

Si entras por este lado, bajando las escaleras y dirigiéndote al frente, te encuentras con la oficina de información, pero si lo que quieres es montar en un barco, dar un pequeño paseo o incluso subir al islote central, cruzas el puente y bajando las escaleras encuentras las taquillas donde puedes comprar el o los viajes que más te gusten. El cartel con los precios y los diferentes viajes está muy claro y es muy intuitivo. Nosotros elegimos una vuelta acercándonos un par de veces a las cataratas, incluso llegamos a mojarnos un poquito.IMG_5072El precio fue de 6€ adultos y 3€ niños.

Tras descansar un poquito, un helado y una visita rápida a las tiendas de regalos, volvimos andando a nuestros autos para volver al camino, bordeando el lago Constanza llegamos a Lindau. Aunque nos apetecía dar un paseo, el cuerpo quería descansar y no hacer nada, por lo que nos quedamos en el aparcamiento solamente hablando y organizando el día siguiente en que iríamos al Castillo del Rey Loco…, si nos levantábamos temprano iríamos a desayunar a Lindau, pero parece como si nos hubiésemos hecho a la idea y salimos directos hacia el Castillo.

IMG_5071

 

Madrid en Navidad

IMG_5863Un regalo inesperado de entradas para el Circo del Sol nos dejó un par de días de escapada para ver las luces de Navidad en Madrid.

Echando la vista atrás, recuerdas los paseos invernales por las calles abarrotadas de gente, con luces e infinidad de escaparates evocando la Navidad de otras visitas anteriores, esta vez, la primera con nuestra peque.

Visita obligada a la plaza Mayor, Sol, Cortylandia, la casa museo del Ratoncito Pérez, paseo por la calle Arenal y un chocolate con porras en Casa Ginés con una buena amiga.

¡ Y vuelves a casa con la Navidad casi a punto de estallar otro año más en tu vida !

Por supuesto no me olvido de la estupenda cena con parte de la familia. Una visita rápida pero llena de emociones.

Nos alojamos en un área de auto-caravanas situada en Torrejón de Ardoz. Es una fábrica de tejas dónde tienen una zona habilitada para ellas, zona de servicios, llenado y vaciado y vigilante las 24 horas. El tren de cercanías está a 10 min andando y en unos 30 min estás en Sol. Está bien para un par de días y visitar Madrid.

Repostar en Francia o Alemania.

En general, repostar en las autopistas siempre es más caro, pero si lo haces en Francia, el precio te puede aumentar hasta en 0,40 € más entre repostar en la autopista o hacerlo en un pueblo cercano.

A veces, incluso en una misma rotonda te encuentras con dos o tres gasolineras, muy cerca una de la otra, pero con diferentes precios, no cuesta trabajo dar una pequeña vuelta y comprobarlos. Quizás unos pocos céntimos en un momento dado no importen, pero en un viaje de estas características en donde la mitad del presupuesto es en gasoil, es un factor a tener en cuenta. Llenar nuestra furgo en España nos cuesta 80€.

¡Ojo con lo siguiente!

Paramos en un pueblecito francés a visitar a un familiar de nuestros compañeros de viaje y aprovechamos para repostar, era una gasolinera sin personal en la que se paga con tarjeta, para mi era la primera vez y se notó, jajaja. Después de pasar la tarjeta y mientras esperábamos a nuestros amigos, le llegaron a mi marido dos mensajes al móvil del banco, uno con el importe del gasoil y otro de 120€, en fin, era festivo en España y nos quedaban 12 días de vacaciones, nos acercamos para asegurarnos que era para confirmar un pago seguro, existe un botón al que debes pulsar para incidencias, pero claro, te contestan en francés…, cuando volvieron los amigos venían con un vecino de su familiar, el cual nos ayudó con la chica que había al otro lado del teléfono, pero claro , este señor tampoco hablaba Español, pero nos medio entendimos y al menos nos quedamos más tranquilos, de todas formas, a la mañana siguiente llamamos al banco para asegurarnos. Ya lo sabemos para otra vez, aunque creo que volveremos a llamar al banco, jejeje.

Además de esta anécdota, siempre nos acordaremos de este pequeño pueblo, ya que una vez terminada toda la operación en la gasolinera, despedirnos de todos y volver a nuestros vehículos, nos dimos cuenta que nos faltaba un móvil…, buscamos y rebuscamos, volvimos andando a la gasolinera y probamos a llamar, nos contestaron en francés, otra vez, claro. No conseguíamos entenderlo muy bien, pero parecía que iba a traerlo de vuelta, pero que tardaría algo más de media hora.

No estábamos seguros de que nos lo iban a devolver y ya lo dábamos por perdido cuando apareció una prima de estos amigos y llamó ella, 20 minutos más y por fin pudimos retomar nuestro viaje con el móvil un poco chafado, pero funcionando.  No llegamos a visitar el pueblo, pero no lo olvidaremos. Lunel.

IMG_4983