En verano…, playa o montaña?

Nuestra filosofía: en verano a la montaña y en invierno…, preferentemente playa, aunque siempre nos llama más la montaña. a finales de agosto y con un poco de mono por salir con la furgo, nos planteamos una pequeña escapada a la playa pero terminamos en una zona de montaña cercana.

Para relajarnos y descansar un poco elegimos un camping en mitad de la sierra con un río para refrescarnos un poco y dónde las noches son más frescas. El camping de Moratalla, lo que hace que sea diferente y emocionante es su ubicación, es una zona con pinares altos que te cubren de sombra y junto a él, discurre el río Alharbe.

Es un camping familiar, con muchas actividades para los niños, con piscina y algo muy importante para el descanso…, sin cobertura. En las inmediaciones de la piscina puedes coger wifi gratis. Es grande y tiene gran cantidad de parcelas, casi todas ocupadas por tiendas de campaña, no se ven grandes auto-caravanas o furgonetas, pero sí parcelas ocupadas durante todo el año con grandes estructuras. A pesar de la gran cantidad de familias y de ser aún agosto, se está muy tranquilo.

Fin de semana de relax.

 

 

Anuncios

Las Lagunas de Ruidera.

Siempre con mi pequeña familia y sabiendo ya, que pronto seríamos uno más, nos dirigimos a Las lagunas de Ruidera, ¿Qué cómo surgió la idea?, esta vez fue porque alguien, en algún momento, comentó que hacía tiempo que las lagunas no llevaban tanta agua.

Así que, unos días de Abril, nos aventuramos a conocerlas. Llegamos desde Albacete, atravesando una larga y recta carretera propia de la meseta de Castilla la Mancha, y nos dirigimos directamente al centro de información, lo encontramos cerrado. Allí mismo, justo en el centro de recepción de visitantes puedes ver una de las 16 lagunas, la laguna del Rey.

Justo enfrente, pidiendo permiso y en temporada baja, comentan que se puede pernoctar sin problemas, pero se trata de un parque natural, por lo que está prohibido pasar la noche en zonas no habilitadas. El único camping que encontramos abierto fue el de Los Batanes, y allí pasamos un par de noches muy tranquilas, llegamos a el bordeando algunas de las lagunas y fuimos parando para verlas, echarnos fotos e ir descubriendo poco a poco este lugar.

En el camping había un campamento de niños que le daban un poco de vidilla a la zona, pero que no llegaban a molestar, estaban en una zona más alejada. En uno de los extremos de las lagunas, enfrente del castillo de Peñarroya hay un aparcamiento municipal para auto-caravanas del que hablan muy bien pero que desconocemos, quizás en próximas visitas pasaremos por allí.

Al día siguiente volvimos al centro de información y pasamos por el pueblo a comprar pan y otras cosas que nos hacían falta y de ahí subimos al mirador del rey. Hay muchos albergues, casas rurales y varios chiringuitos junto a orillas de los lagos que nos hacen pensar que es una zona en la que en verano triplica o más su población. Comimos a orillas de la Laguna Colgada, había un par de chiringuitos cerrados.

P1040265

La zona nos gustó mucho hay varias  rutas de senderismo sencillas para realizar con niños y un par de ellas para hacerlas en bici. En esta ocasión no realizamos ninguna, lo dejamos para próximas visitas, (sólo la Quebrada del Toro),porque tenemos que volver, pero sí fuimos a todas las lagunas parando en las numerosas zonas que hay habilitadas, paseando y hechando fotos en los diversos miradores. También dejamos para otra ocasión la visita a la cueva de Montesinos.

Una tarde mientras yo descansaba, mi peque y su papi se fueron a hacer la ruta de la Quebrada del Toro, es una zona privada y hay que recorrerla con guía, no viene en los planos y si no preguntas por ella especialmente no te la comentan en el centro de información, al menos es lo que nos pasó a nosotros, sabíamos de ella por los blogs y la información que buscamos por internet. La entrada cuesta 6€ adulto y 4€ niños, te facilitan un casco y mejor llevar calzado cómodo. Al  no ser temporada alta, pasamos por la mañana y concertamos una hora por la tarde para realizar la visita.

La única zona con bares, tiendas y chiringuitos abierta estaba en las cercanías de la Laguna Batana. Durante el fin de semana la afluencia turística aumentó considerablemente, los establecimientos abiertos también, así como personal de seguridad del parque.

Hemos pasado un par de días de descanso y conociendo la zona para próximas visitas. Jeje.

 

 

¿Viajar embarazada? Unas vacaciones en camping.

Viajar o no en furgoneta estando embarazada va a depender mucho de cómo se encuentre la futura mamá y si el embarazo es de riesgo o no. Siempre es mejor consultare al médico y llevar la cartilla de embarazo contigo. Sea como sea, el ritmo lo tienes que marcar sin hacer excesos y parar siempre que sea necesario. En un principio teníamos pensado visitar el sur de Portugal, nos quedamos con las ganas después de conocer Lisboa en Navidad, pero no ha podido ser. También se pueden pasar unos días tranquilos y de vacaciones buscando otras opciones. Esta fue nuestra opción para el verano de 2018:

Hemos disfrutado de unas vacaciones diferentes y aunque somos amantes de descubrir nuevos parajes y disfrutar de la naturaleza, este año nos ha tocado no ir muy lejos ni realizar un gran viaje. Hemos pasado unos días en un campin resort, El Marjal, en Crevillente, después de visitar el Bioparc y el Oceanografic de Valencia.

Durante nuestra visita a Valencia, nos quedamos a pernoctar en un área de autocaravanas en las afueras, Valencia camper park en Bétera, son muy amables y te ayudan en todo lo que necesites, 12€ camper con dos personas, 15€ con electricidad. Hay una parada de metro a pocos metros y en 25 minutos estas en el centro, pero lo mejor de todo, sobre todo por las fechas en las que fuimos, es la pequeña piscina en la que puedes refrescarte después de andar todo el día de visita, muy de agradecer.

Importante: La parada de metro es un apeadero, por lo que hay que comprar los viajes de metro en la recepción del camping park.

El sábado fuimos al oceanografic, compramos las entradas por internet y no tuvimos que hacer nada de cola. Las entradas para adultos cuestan 29,70€ y 22,30@ niños. No te revisan las mochilas, pero no hay zonas de picnic dentro y no permiten entrar comida. Dentro ofrecen varias zonas de comida rápida, un restaurante buffet y un restaurante algo más caro pero desde el que se puede disfrutar de los peces mientras comes. Nosotros probamos las hamburguesas en el puesto que hay al salir de la exhibición de los delfines y estaban muy buenas.

Desde la parada de metro que nos aconsejaron en el área hasta el Oceanografic, cogimos un taxi que nos costó 8€, a la vuelta hicimos lo mismo. Llegamos sobre las 18:30, perfecto para pegarnos un baño y descansar un poco antes de cenar. El  Oceanografic se puede visitar en unas 6-7 horas, ¡¡no os perdáis la actuación de los delfines!!

La entrada para el Bioparc cuesta 23.80€ adultos, 18€ niños y los menores de 4 años entran gratis, abre a las 10:00. Hicimos lo mismo que el día anterior, metro y taxi para ir y volver, esta vez el taxi nos costó 5€.

Al ser época de vacaciones y fin de semana había mucha gente y sobre todo niños. Decidimos ir a la primera sesión de exhibición de aves y comer pronto para no tener que hacer mucha cola, a las 16:30 ya estábamos de vuelta. Perfecto para descansar, al día siguiente saldríamos para el camping.

Buscábamos un sitio donde poder estar tranquilos, sin mucho movimiento y donde nuestra peque de ocho años pudiese disfrutar y nosotros descansar. Un compañero de trabajo me habló de este camping y bueno, decidimos probar.

He de decir, que en menos de tres horas,  la pequeña del equipo ya había hecho una amiga, cogió la bicicleta y sobre las 23:30 de la noche tuvimos que ir a recogerla, llegamos a las 2 de la tarde. Es un camping-resort con actividades para todas las edades y monitores para los niños. En la zona de recepción hay una plaza, donde se puede comer y por las noches hacen diferentes actividades y espectáculos tanto para niños como adultos y los precios del restaurante son bastante asequibles. Para el día, los niños tienen un mini-club para entretenerse y por supuesto están las dos piscinas, una tropical, algo más tranquila y otra con toboganes y animaciones donde los niños se lo pasan en grande.

Pasamos cinco días aquí y nuestra peque se despidió llorando, disfrutó muchísimo.

Sin duda unas vacaciones diferentes de las que no nos arrepentimos, ¿VOLVEREMOS?

IMG_6968

 

Castillo de Neuschwanstein (El Rey Loco)

Situado en un enclave inmejorable, la visita a este castillo se hace casi imprescindible. Neuschwanstein se encuentra a unos 4 km de Füssen, en la localidad de Schwangau, muy cerca está el castillo de Hohenschwangau que es donde pasó su infancia Luis II. Se pueden comprar las entradas combinadas y visitar ambos.

El castillo lo mandó construir Luis II en 1869 pero no consiguió llegar a verlo terminado por el retraso en las obras y los grandes costes encarecieron el proyecto.

DSCF0072

En verano y si hace buen tiempo, tendrás que estar temprano en la cola de las taquillas para poder hacer la visita con guía en Español, si no, hay varias opciones en Inglés. Nosotros llegamos un poco tarde y justo colocarme en la cola de las entradas, cerraron las puertas, no hay muchas visitas en Español, por lo que cuando llegué al mostrador sólo quedaban en Inglés y Alemán, con las entradas te dan un número para entrar en grupo y el guía. Si tienes claro el día de la visita, puedes comprar las entradas por internet, no sé si hay opción de idiomas:

www.neuschwanstein.de/spanisch/visitante/horarios.htm

Se pueden comprar anticipadas antes de 48 horas, después ya no se puede. En esta página viene toda la información.

 

 

DSCF0110

En la zona hay muchos aparcamientos, todos de pago y ocurre lo mismo, es una zona con mucha afluencia de turistas y hay que madrugar un poco para no agobiarse demasiado y conseguir tu objetivo.

Con las entradas en la mano, nos sentamos a comernos una salchicha alemana y una buena cerveza y ya más descansados y tranquilos nos fuimos a coger el autobús que te deja cerca de la entrada al castillo. Antes de subir al castillo, fuimos al puente de María desde dónde las vistas del castillo son las mejores para hacer fotos. Aquí estuvimos al menos una hora haciendo cola para poder asomarnos, merece la pena y es el mejor sitio para tomar fotos. Lo único que no me terminó de gustar es la cantidad de gente que dejan entrar a la vez en el puente, no conseguí llegar ni a la mitad, jajaja.

DSCF0081

La visita al interior, al menos la nuestra, fue muy rápida, vas de una sala a otra corriendo con una pequeña información sobre lo que estamos viendo, no diré que no merece la pena, ya que una vez has llegado aquí, bien vale una visita. Lo que más me gustó y quedó grabado en mi memoria es el enclave paisajístico dónde se encuentra situado.

Se pueden visitar también el Palacio de Linderhof y el Palacio de Herrenchiemsee completan el trio de los castillos del Rey Loco, a ellos se une el castillo de Hohenschwangau, dónde pasaba los veranos con su familia, este último está muy cerca y se puede ver desde el castillo de Neuschwanstein (foto sobre estas líneas). Estos no los visitamos y no os puedo contar mucho.

 

Después de un día de visita nos dirigimos a Ulm, por fin visitaríamos LEGOLAND, pero esto en el próximo capítulo…

 

 

 

Fin de año en Lisboa. 

Retomando un poco el blog y precisamente con el verano asomando, os voy a contar nuestra salida de Navidad a Lisboa, jeje. He de decir que me sorprendió más de lo que esperaba y no me importaría volver.

A finales de 2017, después de pasar Noche Buena con la familia, salimos sin mucha prisa pero con ilusión destino Lisboa con la idea de pasar allí la noche vieja. Sabíamos que tendríamos que hacer noche de camino y las casualidades nos llevaron a parar en Mérida. Aparcamos cerca del estadio, esta zona y alrededores es muy tranquila, está muy cerca del teatro y anfiteatro y paseando se puede visitar el centro histórico.

Dimos un pequeño paseo nocturno antes de recogernos para cenar y descansar. Es una ciudad en la que el casco antiguo está repleto de bares y taperías que hacen que las calles estén bastante animadas incluso en las noches más frías.

Tanto nos gustó por la noche que no podíamos irnos sin visitar el teatro y anfiteatro romano, así que por la mañana después de un buen desayuno y con amenaza de lluvia fuimos a dar un pequeño y rápido paseo. La entrada individual cuesta 12€, pero si compras una combinada con la que puedes acceder a cuatro visitas/monumentos, son 15€ y no caducan. Para poder visitarlo todo y disfrutar de su gastronomía hace falta algo más de un fin de semana…

A nuestra peque le encantó y le surgieron infinidad de dudas y mucha curiosidad por el tema de los gladiadores, allí le compramos un libro que le serviría para entretenerse durante todo el viaje.

De vuelta a nuestro camino con el GPs destino Lisboa.

P1040023

Cuando por fin llegamos, lo primero que hicimos es darnos un paseo por la Torre de Belém, Monumento a los descubrimientos y el Monasterio de los Jerónimos, este último era el único que estaba iluminado, también nos acercamos a la plaza del comercio para ver un poco las posibilidades de aparcamiento y pernocta para Noche Vieja.

 

Junto al río, hay muchos aparcamientos pero hay que asegurarse, en las zonas gratuitas se encuentran señales de prohibido auto-caravanas, también es zona de bares y discotecas y cortarían el tráfico en Noche vieja, no hay que olvidar que es una gran ciudad, así que buscaríamos otra opción.

P1040016

Tras el paseo y sabiendo que teníamos que volver para fin de año, nos dirigimos a Cascais, en verano no sé cómo será pero en esta época es una zona bastante tranquila, aparcamos cerca de la Boca do inferno, junto a la carretera, un poco transitada por la mañana, pero el desayuno mereció la pena por las vistas.

IMG_6011

Cuando salimos dirección Cabo da Roca, el tiempo cambió y pasamos como 10 minutos totalmente metidos en la niebla  pensando en que sería una lástima no poder disfrutar del paisaje que esperábamos encontrar, pero una vez allí…, es el punto más occidental de Europa y a pesar del tiempo, el aparcamiento estaba repleto de turistas.

IMG_7058

Para comer llegamos a Sintra, y lo que pasa cuando no se ha mirado un poco dónde vas y qué se puede ver allí, íbamos un poco perdidos hasta que encontramos el punto de información. Por supuesto, en una tarde no te da tiempo a ver todo lo que te puede ofrecer este lugar. Con lo que me gusta planificar…, y no haber visitado todo lo que realmente hubiese querido.

Bueno, si vais a Sintra, debéis saber que está repleto de villas y palacios, el más llamativo por su diseño es “El palacio da Pena”, en nuestra visita había mucha niebla y las fotos no reflejan lo fantasiosa que resulta y no conseguimos ver las vistas tan maravillosas de las que hablan. Otra visita creo que obligada y digo creo, porque nosotros nos la saltamos es “El palacio da Regaleira”. Otras visitas son el “Castelo dos Mouros” y el “Palacio Nacional”, este último si lo visitamos, aunque es interesante, creo que lo dejaría para último lugar por si no te da tiempo a verlos todos.

Comprando en cualquiera de las entradas un pase combinado se ahorra bastante dinero y para moverte de un palacio a otro puedes ir en coche, encontrarás varios aparcamientos, pero lo más cómodo para autocaravanas y furgonetas es coger el autobús 434 que tiene una ruta circular y por 5€ te puedes subir y bajar todas las veces que quieras y te va dejando en los palacios. En el centro de información nos dijeron que podíamos pedirle parar cerca de dónde habíamos dejado la furgo y así lo hizo, pasamos la noche allí, en la plaza “Dom Fernando II”, hay aseos públicos abiertos durante el día y muchos bares y restaurantes cercanos, durante el fin de semana puede ser ruidoso para pasar la noche. Allí conocimos a una pareja de Galicia que nos dijeron que también irían a pasar la noche vieja a Lisboa y que habían pensado dormir en el aparcamiento de la universidad, está muy cerca del aeropuerto y del hospital universitario, pero fue nuestra opción definitiva y a la mañana siguiente salimos directos hacia allí.

IMG_6068Al estar en vacaciones, el aparcamiento estaba vacío, elegimos un sitio y nos fuimos al centro en el metro. Era día treinta y la plaza del comercio  y alrededores estaban repletos de gente, estuvimos todo el día paseando hasta la tarde noche, mientras esperábamos a unos amigos vimos pasar la San Silvestre de Lisboa y el gran árbol de navidad que ponen en la plaza.

Una vez llegaron, fuimos al Mercado da Ribeira paseando junto al Tajo, cenamos cerca de la Plaza Luís de Camoes en Casa do Alentejo y seguimos de paseo antes de volver en metro a nuestras furgos para descansar.

IMG_6074

Por fin 31 de Diciembre, amanece soleado, pero una vez que estábamos listos empieza a llover, no pasa nada, nos acomodamos en una de las furgos, abrimos la primera botella de vino y almorzamos. Ya por la tarde y bien comidos, nos dirigimos al metro para sumergirnos de nuevo en el ambiente festivo de Lisboa, fuimos por restauradores y subimos por la calle del ascensor da Gloria, es una calle muy empinada y por 4€ te sube un tranvía (subimos andando), una vez arriba vimos el mirador de el Jardín de San Pedro de Alcántara y de allí andando al barrio alto donde tomamos unas cervezas y cenamos el típico plato de Bacalao con nata y queso acompañado de un vino verde. Perfecto para acabar el año.

Por fin a la plaza del comercio a esperar la llegada del nuevo año.

¿Qué visitar en Lisboa?

Creo que podría ir a Lisboa en unas cincuenta ocasiones y siempre descubriría algo nuevo, aquí sólo dejo algunas cosillas, las más turísticas.

Plaza del comercio, es la plaza más importante de la ciudad y está abierta al Tajo, aquí se pueden ver Cais das Colunas, es el mejor sitio para sentarte y admirar el río, la plaza y la ciudad. En la plaza está el arco de la Rua Augusta y allí se cogen los diferentes tranvías turísticos que te llevan de visita.

Mercado da Ribeira, es un centro comercial como el mercado de San Miguel en Madrid, una buena opción para comer en Lisboa. Está justo enfrente de la estación de tren.

Santa Maria Maior de Lisboa, la Catedral de Lisboa.

Castelo de S.Jorge, está en la colina más alta de Lisboa y tiene unos grandes jardines por los que se puede pasear.

Plaza Luís de Camoes, esta plaza está repleta de gente  y por los aledaños hay muchas zonas de bares y taperías.

Elevador de Santa Justa, es un ascensor que comunica dos barrios, uno en la parte baja, barrio Baixa Pombalina y el Barrio medio del Chiado, zona repleta de bares y tiendas y con un gran centro comercial.

Plaza Rossio, en esta plaza podéis encontraros con una tienda llena de turistas que se llama El fantástico mundo de la sardina Portuguesa, creo que es divertido y merece una visita por lo ingenioso del lugar.

Barrio alto, un barrio bohemio perfecto para tomar unas cervezas, cener o salir de copas.

Zona de Belém, aquí se encuantra la Torre de Belém, el Monasterio de los Jerónimos y el Monumento a los descubridores.

Por supuesto me gustó mucho la ciudad y recomiendo encarecidamente visitarla y aprovechar las fiestas de navidad para conocerla con sus calles y plazas iluminadas, puedes sólo pasear por sus calles repletas de gente disfrutando del ambiente o disfrutar de un día de compras navideñas.